Curso de aspirante a guía UIAGM

Llegué a Bolivia a fines de Febrero donde en unos días más comenzaría el curso de aspirante a guía. Para aclimatar me fui al Huayna Potosí con un guía que conocí en La Paz. En solo dos días subimos al campamento alto, y de ahí intentamos cumbre logrando llegar a 5600 msnm ya que obviamente no me sentía muy bien por la altura. Bajé de vuelta a la ciudad y preparé mis cosas para ir a dar el examen de admisión del curso.

Nuevamente nos fuimos por 2 días al Huayna Potosí, ya que se encuentra a solo 1 hora y media de La Paz. Ahí nos tomaron el examen de progresión en glaciar y escalada en hielo. Luego en la ciudad fuimos a escalar en roca para probar nuestro nivel, y finalmente el último día hicimos una larga prueba física y de orientación, la cual consistió en progresar solo con un mapa y coordenadas pasando por distintos puntos hasta llegar al destino final, después de más de 4 horas subiendo y bajando cerros. Bueno, aprobé y comenzó el curso!

Hace años que tenía en mente realizar el curso ya que logrando la certificación se avalan internacionalmente mis conocimientos. El año 2011 había intentado juntar el dinero pero no lo había logrado. Esta vez ya estaba en Bolivia y con el examen de admisión aprobado, no podía estar más feliz, solo había que esforzarse para que el curso se realizara de la mejor manera posible y sacarle el máximo provecho.
Comenzamos tomando un curso de rescate en alta montaña el cual lo habían dictado los Italianos y ahora se había convertido en un requisito para ser guía UIAGM. El curso duro toda una semana y fue todo un éxito.

Luego del curso de rescate tuve unos días libres por lo que junto con un amigo Boliviano nos fuimos a Sorata para subir al Illampu. En solo 2 días instalamos un campamento a los pies del glaciar y atacamos a cumbre. Logramos llegar a 5900 msnm sobre la arista de la ruta normal y decidimos bajar por probabilidad de avalanchas, ya que la nieve estaba muy inestable.

Después del intento al Illampu comenzó la parte práctica del curso en terreno así que como primera salida nos fuimos al valle del Condoriri durante toda una semana. Eramos solo 4 alumnos, dos Ecuatorianos, un Colombiano y yo, por lo que fuimos con un solo instructor, Gonzalo Jaimes, y nuestro cocinero.

Todos los días hacíamos talleres de distintos temas, por ejemplo cramponaje, autorescate en grietas, encondamiento, etc. y luego nos íbamos a subir algún cerro por ahí para aplicar las técnicas. Fue así como se pasó toda la semana practicando cada día en terreno y escalando bonitas rutas en alta montaña.

Luego de unos días de descanso organizamos todo para irnos a la cordillera de Quimsa Cruz, donde se llevaría a cabo el módulo de roca durante 10 días.
Llegamos tras largas 9 horas en bus desde la Paz; el campamento era bonito y corría un estero; esta vez eramos muchos más ya que estábamos juntos con los aspirantes que venían a hacer el curso de guías. Junto con los instructores eramos alrededor de 20 personas en Quimsa Cruz.

Solo el primer día fue más tranquilo con un poco de prácticas en la escuela de escalada que estaba a solo 20 minutos del campamento. Durante la semana realizamos distintas ascensiones cada día, algunas sobre aristas para aprender a trabajar bien con la cuerda y clientes; y otras ascensiones en pared. Los días fueron bien intensos y sin descansos pero se aprovecharon al máximo.
Descansamos solo 1 día en la Paz para luego irnos a hacer la ascención de la cara sur del nevado de Mururata. Fueron 2 horas en vehículo desde la Paz, luego otras 3 de caminata hasta los pies de la pared donde hicimos un bivouac para atacar al día siguiente por distintas rutas hacia la cumbre. Nos tomó alrededor de 6 horas subir la pared de roca y hielo por pendientes de 55° y pasos verticales sobre roca descompuesta. Una vez en la cumbre esperamos un par de horas a que aparecieran todas las cordadas para luego bajar por el gigante y largo glaciar de la ruta normal.

Tuvimos un día más de descanso y nuevamente nos fuimos a hacer un bivouac, pero esta vez fui a los pies del pico Mesili del Huayna Potosí. Nos levantamos a media noche, tomamos desayuno y comenzamos a caminar a las 00:45 am. Nuestro objetivo era hacer la travesía integral del macizo del Huayna Potisí, por lo que junto a mi cordada comenzamos subiendo al Pico Mesili, luego una larga travesía glaciar hasta la cumbre principal del Huayna, a más de 6000 msnm. Continuamos por aéreas aristas de nieve hasta la cumbre sur, llegando alrededor de las 05:30 am. Bajamos hasta el pico Italiano del macizo y luego al glaciar viejo para descansar unos minutos antes de empezar a escalar en roca.

Tuvimos que seguir progresando, esta vez en dirección a la rocosa cumbre del pico Milluni, a la cual llegamos alrededor del medio día. Luego continuaba la arista de roca por varios otras cumbres hasta que finalmente a las 15:00 hrs descendimos por un canalón para luego hacer un rapel y salir a la morrena glaciar; desde ese punto fue otra hora hasta el refugio. Finalmente llegábamos sanos y salvos después de más de 14 horas de travesía al macizo.
Ahora ya quedan los últimos días de actividad y el curso ya se acaba. Todo a ido como esperaba, he aprendido bastante y he conocido muchos lugares hermosos. Que más se puede pedir…. con ganas de volver a casa.