Llaima por el día con telemark

Nuevamente este año casi no nevó. Hubo que esperar casi hasta fines de Julio para que hubiera una cantidad adecuada para poder ir a esquiar. Ya no sabía que hacer, no había nieve. Por fin nevó lo suficiente como para poder ir a esquiar a la montaña. Partí al volcán Llaima que está muy cerca de Temuco, a un poquito más de una hora. Llegue al centro de esquí araucarias, le puse las pieles a los esquíes y comencé temprano a randonear hacia arriba. Después de una hora ya estaba en el plateau desde donde se podía apreciar la poca nieve caída, aún se distinguían algunas grietas y los detalles del relieve de la montaña.

Continué hacia arriba aprovechando el bonito día de sol. Luego de cruzar el largo plateau me monté en la arista norte y desde ahí en un par de horas llegué a la cumbre. La nieve estuvo bastante dura y difícil de randonear, al final me los tuve que quitar y caminar hasta el cráter.
El cráter es impresionante, gigantesco y se puede apreciar en 360° la hermosa vista a los otros volcanes de la región. Estuve ahí casi media hora comiendo y disfrutando de la vista.

Saqué las pieles y alisté mis esquíes de telemark para comenzar el descenso. Al comienzo estaba lleno de coliflores de hielo que hubo que superar cuidadosamente para luego bajar esquiando por un canalón de la cara norte y de ahí el plateau para regresar al centro de esquí. Por fin llevaba a cabo la primera esquiada de la temporada, aunque no fue la mejor nieve se disfrutó mucho.