Volcán San José, guiando en altura

Diciembre 2013
Nuevamente con clientes partía al cerro, esta vez era al coloso del volcán San José de 5856 msnm.
Llegue temprano a Santiago como de costumbre, nos reunimos y partimos hacia el cajón del Maipo. En unas cuantas horas ya estábamos en el cabrerío donde se dejan los autos y se comienza la aproximación al cerro. El día estaba muy agradable; en un par de horas ya habíamos cruzado el valle de la engorda y comenzábamos a remontar las laderas hasta el refugio Plantat. Llegamos alrededor de las 3 de la tarde, nos tendimos en el pasto a descansar, tomamos té y preparamos algo para comer. Planificamos partir temprano por la mañana al día siguiente así que nos fuimos a dormir después de cenar.
 Antes de que saliera el sol ya íbamos caminando hacia el campamento alto, sabíamos que sería un largo día y teníamos que tomarlo con calma. Seguimos el sendero hasta el campamento las Lajas, un poco más arriba paramos unos minutos, luego continuamos aprovechando al máximo la nieve que aún quedaba en el cerro para cuidar nuestras rodillas y guardar energía. A los 4000 msnsm paramos a comer algo más contundente, descansamos casi media hora y continuamos hacia arriba, esta vez nos metimos a un nevero con penitentes que estaban bastante cómodos de pasar. Sin mayor problemas continuamos hasta llegar al campamento alto a 4600 msnm aproximadamente. Ahí sacamos agua del pequeño río que pasaba cerca, armamos la carpa y acomodamos nuestras cosas para ir a la cumbre al día siguiente. Eran solo 2 así que ellos traían su carpa y yo bivaquié a un lado. 
Todos dormimos bastante bien. Comimos algo liviano y después de varias vueltas logramos salir alrededor de las 4 am. El inicio se hizo pesado, tuvimos que subir un largo y empinado acarreo que nos dejó en una arista, ahí tomamos agua y vimos las carpas de otras personas que prefieren acampar aquí más alto. Continuamos caminando de noche hasta que amaneció. Luego se vino el cruce del glaciar, para el que andábamos trayendo crampones, pero no los usamos ya que tallé un par de escalones en el hielo y pasamos sin dificultades. Descansamos nuevamente; a uno le comenzó a doler la cabeza un poco y tuvimos que parar un par de veces para que se recuperara. Un par más de largas horas y lográbamos llegar al cráter del volcán a más de 5800 msnm. Ahí nos tiramos a un lado para descansar y disfrutar del logro. Corría un poco de viento pero el día era casi veraniego y muy agradable. 
Bajamos siguiendo la misma ruta hasta la carpa. Dormimos una pequeña siesta, comimos algo, desarmamos el campamento y seguimos bajando hasta Plantat. 
Llegamos a Plantat justo cuando se estaba poniendo el sol. Muy felices, comimos algo y caímos dormidos.
Al día siguiente nos despertamos con un hermoso y radiante sol que nos daba energía de continuar nuestra caminata de vuelta hasta el auto.